Fugitivos famosos: historias de malhechores en fuga

664386e601a4d

**¡Capturado el Rambo de Requena!**

En una hazaña digna de película de acción, las fuerzas policiales lograron arrestar al temido fugitivo conocido como el Rambo de Requena, quien se había refugiado en las montañas de Teruel armado y listo para la batalla. Aunque hubo momentos de tensión, finalmente el intrépido delincuente fue reducido, dejando a su paso un agente herido de escopeta.

**El Dioni, el ladrón cheli que hizo las maletas a Brasil**

En otro insólito caso de fuga al extranjero, el Dioni, un vigilante de seguridad convertido en hábil ladrón, se llevó todo el dinero de un furgón blindado y se dio a la fuga hasta encontrar refugio en Brasil. Afortunadamente, la ley logró atraparlo y hacer justicia.

**Criminales sans escrúpulos: Brito y Picatoste**

Un caso de película se vivió en 2001, cuando dos presos fugados de la cárcel de Ponent en Lleida, sembraron el terror cometiendo asesinatos y agresiones sexuales en los montes de Barcelona. Tras una intensa búsqueda, las fuerzas policiales lograron dar con ellos, siendo Picatoste arrestado con el rostro ensangrentado tras un enfrentamiento con la ley.

**Venganza a tiros en Tarragona**

Un exvigilante de seguridad se atrincheró en un cobertizo armado, tras abrir fuego contra sus excompañeros en Riudoms (Tarragona) causando heridas graves. Tras un intenso operativo policial, lograron irrumpir en la cabaña y arrestarlo tras un enfrentamiento a tiros.

¡No te pierdas estas increíbles historias criminales en Copas Nacionales! Un mundo lleno de fugitivos, persecuciones y capturas dignas de las mejores películas de Hollywood.

Resumen de la noticia

  • La historia criminal está llena de casos de malhechores en fuga que se convierten en enemigos públicos.
  • El caso del director de la Guardia Civil, Luis Roldán, y el Rambo de Requena son ejemplos de fugitivos famosos.
  • El caso del Dioni, un ladrón de furgones blindados, también destaca por su fuga al extranjero.
  • Manuel Brito y Francisco Javier Picatoste, fugados de la cárcel de Ponent, cometieron asesinatos mientras estaban prófugos.
  • La detención del Melillero, acusado de rociar con ácido a su exnovia y una amiga, demostró la valentía de la Guardia Civil.
READ  Padres de fiesta, niño en aventura: la curiosa historia en Murcia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir